Final de ciclo

Cuando se encara un proyecto, a corto, mediano o largo plazo, generalmente nos enfocamos en la meta, en los resultados, y en las consecuencias de lo obtenido.
Poco sabemos del proceso, del tiempo invertido, de los sinsabores (alegrías y tristezas) que van apareciendo en el camino. Y muchas veces los eventos circunstanciales cobran mayor importancia, y uno se olvida del objetivo principal, primordial.
Y fue una aventura. Como dicen los Ramones, “alla vamos”.
Y fueron tres años. De conocer personas, hacer amigos, algunos entrañables. De incorporar conocimientos, y reflexionar sobre otros puntos de vista, otras realidades. De despertar neuronas y no ya memorizar sino “reflexionar”, analizar, conocer, debatir, y aceptar ideas diferentes a nuestra visión.
El ejercicio mental y físico aplicable primero a parciales, luego a finales, se convirtió en rutina, parte de una realidad cotidiana; compromiso, primero y principal con uno mismo. Compromiso con familiares y amigos en segundo lugar. Porque fueron ellos quienes nos apoyaron, soportaron, escucharon, en fin, estuvieron. Y si bien es cierto, el camino encarado es personal, poco se podría haber hecho sin el apoyo de los afectos.
La carrera se completo en el tiempo proyectado; dato, que se convertirá en una estadística, una anécdota, número al fin.
El desarrollo personal que a nivel interno acompañó al estudio se reflejó en  un crecimiento exponencial, que se mantiene; y espero, impregne cada una de las actividades futuras, relacionadas o no con mi profesión.
Por que es importante tener objetivos, tener una misión y visión personal. Porque sino hay valores, es una estructura vacía, sin contenido.
Mucho se logró, aunque solo el tiempo y la distancia le darán el valor real a lo conseguido.
Y como todas las cosas en la vida, cuando un ciclo termina, otro comienza. Quizás con las mismas incertidumbres (o más), pero con una certeza: Puedo.
Gracias. Muchas gracias a los que me acompañaron. Gracias a los profesores por transmitir sus conocimientos y experiencias. Gracias a los que están y a los que se fueron, porque con su esencia, me cambiaron, enriquecieron mi vida y mi espíritu.

Anuncios
Explore posts in the same categories: personal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: