Saxeenah

Fue un 8 de Diciembre del 2007 que Martin me aviso de la novedad: mi gata Tennar habia parido.
No fueron uno ni dos sino cuatro gatitos los que llegaron para incorporarse en nuestras vidas.
Tres gatitos Aldebaran, Boris y Beor y una gatita: Saxeenah.
Al mes se llevaron a Beor, y ante la pena de separar a los hermanos quedaron la mama y sus tres crias.
Alegria.
Sonrisas que resumen los primeros meses de los retoños, cuando se descubren a un mundo y primero inseguros, luego desafiantes se aventuran fuera de su cubil.
Sonrisas que nos arrancaban, como si de hijos se tratara, cada juego, cada travesura.
Quien haya tenido o tenga una mascota (ese pedacito de vida que nos acompaña, nos espera, sacude su cola o refriega su cuerpo al llegar a casa) sabra de lo que hablo.
Y, Saxeenah, fuiste menuda, juguetona, friolenta, cariñosa hasta saturar.
Solo jugabas con tu madre, y buscabas nuestra presencia las pocas horas que estabamos en casa, siguiendonos por cada habitacion, escondiendote de los extraños y de tus hermanos cuando estabas en celo.
Porque en eso te distinguias de ellos: mientras Aldebaran y Boris desaparecian durante el dia, siguiendo sus instintos, te quedabas en la cocina, o durmiendo en la cama.
Pasaste el estruendo de tres navidades y tres fin de año.
Preocupacion fue el año pasado cuando el viento sacudio los arboles, hizo vibrar el techo y te perdiste por tres dias, volviendo hambrienta y desidratada.
Vivimos un temblor como hacia tiempo Salta no sentia.
Dificil olvidar que siempre habia una travesura, algo para comentar: encontrarte dormida abrazada con alguno de tus hermanos, verte escondida acechando algun pajaro, o la novedad, ser descubierta por Martin comiendo hongos silvestres!
Eras un pedacito de vida que se subia a la cama y te pasabas horas “amasando” con tus patitas delanteras mi pecho.
A veces, de la misma manera que acicalabas a tus hermanos, te recostabas y pasabas tu lengua aspera en mi brazo.
Quiso la vida que algo o “alguien” pasara; desapareciste y cuando volviste no eras la misma.
Sin querer comer y con la mirada perdida, el martes dormitabas en el patio chico y a los pocos minutos ya no te encontre.
El miercoles apareciste en el mismo lugar al mediodia, y solo te levantaste para tomar el agua que te ofreci. Entre a buscarte alimento y te fuiste.
Y ya no te volvi a ver.
Se mezclaban la precupacion de noches muy frias sabiendote a la intemperie, con la esperanza de que hubieras vencido tu miedo a las personas y hubieras encontrado un lugar que te abrigara.
El domingo, este domingo, te encontre entre ropas para lavar, en el baño.
Tristeza, pena y alivio se agolparon en mi garganta.
No se que te paso, pero ya no sufrias.
Y fuiste fiel y coherente con tu vida: nunca te fuiste de casa.
Aqui naciste y aqui te dormiste, casi desafiando a la frase, que los gatos tienen vidas violentas y muertes violentas, que se pierden y no vuelven mas.
Saxee, tu vida fue corta y brillante.
Esta etapa ya termino, otros caminos esperan ser recorridos, ahora sola, quizas mas adelante nos volvamos a encontrar.
Te deseo alegria, dias luminosos, compañia franca y sincera. Pero sobre todo, te deseo mucho,mucho amor.
Saxee, que tengas un hermoso viaje.

Anuncios
Explore posts in the same categories: personal

2 comentarios en “Saxeenah”

  1. kummar Says:

    … Saxeenah, mientras crecías fuí testigo del milagro de la vida … jugando con tus hermanos y haciendo mil monerías me distraías del diario trajín. Tan poco pedías y tanto nos dabas. Entrené tus oídos felinos con paciencia y cariño para reconocer tu nombre así como lo hice con tu madre y hermanos, un viejo arte que aprendí de chico.
    Sin embargo la brutesca pesadez de mis cariños te hicieron arisca y solamente venías a mí cuando tenias frío o era la hora de la comida…
    “CHACHI”… ya a nadie cantaré “Lá CHA-CHI-NA..Lá CHA-CHI-NA!!” como solía canturrearte mientras mis pesados cariños te amasijaban muy de vez en cuando.
    En mi vida tuve muchas gatunas… quizás ninguna como MERAH mi mejor gata… pero supiste tener una personalidad propia y ganarte tu lugar.
    Las veces que te encontré agazapada ésperando por un roedor en la cocina o saltando sobre algún insecto era la marca inconfundible de tu esencia cazadora… como aquella vez que tu atenta mirada en la pared me salvó de rozar un peligroso escorpión que eliminé de inmediato antes que te hicera daño porque siendo la más casera de todas las gatas que tuve te faltaba esa “experiencia del exterior” y no reconocias el peligro…tal vez eso fué lo que te llevó finalmente al fin de tu existencia. Lo ignoro… El prefacio de tu misión conmigo me halla sosteniendote aun con los ojos cerrados y muy diminuta en una sola de mis manos….El epílogo de tal misión me halla levantándote cuidadosamente con ambas manos mirando una extraña neblina en tus ojos vidriosos y muy abiertos.
    Mi deseo es que alcanzes la evolucion querida CHACHI, que en tu próxima existencia esa vida que fué tan corta y coherente sea larga pero feliz y tranquila…

  2. argonauta08 Says:

    gracias


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: